domingo, 3 de enero de 2016

Entrevista con los Reyes Magos sobre Protección de Datos.


Hola a tod@s!

Hace cosa de un mes y medio recibí un email que me extrañó muchísimo. En el asunto ponía en mayúsculas "CONFIDENCIAL: a la atención exclusiva de Iurisfriki". Al principio pensé que era SPAM pero algo dentro de mí me hizo no enviarlo a la papelera de primeras. Al final del día me armé de valor y decidí abrirlo. Y menos mal. En el cuerpo del mensaje me encontré con un escueto "Se acepta su solicitud, la entrevista  será "X" día a "X" hora". De inmediato, cogí mi móvil y llamé a mi contacto para agradecerle el favor: gracias a sus gestiones, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente habían accedido a responderme a unas preguntas, y no sólo eso: tenía su ok para publicarlo en el blog y compartirlo con mis queridos lectores. Así, que, queridos amig@s, en este post os voy a trasladar la pequeña charla que pude mantener con tan ilustres y mágicos personajes.

Los Tres Reyes Magos, Los Reyes Magos

Llegado el día "D", estaba tan nerviosa que no acertaba ni a encender el pc. Tal y como me habían pedido, busqué un sitio seguro en el que estar sola y que nadie más pudiera escucharme. Cogí el pendrive que me había entregado un amable mensajero un par de días antes de la cita y lo inserté en el equipo. Al momento, se me empezó a instalar en mi equipo el programa que sería la herramienta para mantener la charla con ellos: una especie de Skype mágico que se autoborraría nada más terminar la charla. Y doy fe de que así fue: tanto el pendrive como el programa han desaparecido de mis equipos y de mi vista!
Finalizada la instalación del programa y su configuración (que debo decir que fue bastante rápido), por fín estaba en línea, esperando la llamada mágica de Oriente. Y a los pocos minutos, se produjo...

Call Center, Teléfono, Servicio, Ayuda 

De repente, apareció en la pantalla un Paje Real que, con cierto semblante serio, me dijo que Sus Majestades se conectarían enseguida. Y así fue: al ratito, tenía 3 hombres mayores al otro lado de la pantalla mirándome con una dulce sonrisa. Y empezó la charla..

Siluetas, Persona, Humano, Hombre, Mujer

Todo fue muy rápido; Sus Majestades me explicaron que estaban especialmente ocupados con todos los encargos que habían recibido para Reyes, por lo que quise ser directa y clara para no "robarles" demasiado tiempo. Mi primera pregunta era obvia: ¿cómo gestionan toda la información que reciben de los niños españoles?

Fue Gaspar el que rompió el hielo con un tajante: "Pues aplicando las máximas pautas de seguridad combinando las ideas que cogemos de la normativa en protección de datos y la magia, que es la base de nuestra actividad". Obviamente, mi cara fue un poema pero es que claro, no me veía con legitimidad para cuestionar a tan ilustres personas los motivos por los que, como entendí entre líneas, no cumplían escrupulosamente los preceptos de la LOPD. Al final no hizo falta decir nada: Melchor tomó la iniciativa y me explicó que, ante las dudas sobre si debían aplicar la normativa vigente en Protección de Datos dado su carácter marcadamente mágico, habían decidido consultar directamente a la AEPD y la respuesta había sido negativa dado que no encajan en los supuestos obligados por sus especiales características y además, según les indicaron en la propia AEPD su actividad podría encajarse tanto en la llamada "excepción doméstica" como en la prevista en el art. 1.c de la LOPD. No seré yo quien cuestione a la excelentísima AEPD y menos hablando de cuestiones "mágicas". ;-)

Mi siguiente pregunta fue que me indicaran algunos preceptos de la normativa que aplicaran en sus actividades, a lo que Baltasar me respondió lo siguiente: "Lo primero que queremos que quede claro es que, a grosso modo, cumplimos con los Principios de la LOPD y con las medidas de seguridad del Reglamento, aunque a "nuestra manera". Voy a ser más concreto: En relación a los datos que manejamos, la mayoría provienen de las cartas que nos envían los niños cada año, por lo que sólo los conservamos "vivos" desde que llegan las cartas hasta el día 13 de enero. Es verdad que solemos dar un plazo extra de una semana por si nos hemos equivocado en el reparto o el niño no está contento con lo que le hemos dejado. Pasado ese tiempo, las cartas pasan a una sala mágica en la que quedan protegidos bajo un hechizo durante un plazo máximo de 5 años. A esa sala sólo podemos acceder nosotros, ya que la puerta  que la custodia sólo es visible con nuestros poderes, por lo que, en cierto modo, usamos una especie de "biometría mágica". Además, el hechizo lo cambiamos como mínimo una vez al año. Lo del hechizo es un lío, ya que la magia no evita los achaques propios de la edad y es Melchor el que la lía siempre: se le olvida de un día para otro y bloquea el sistema mágico: ¡tenemos un registro de incidencias enorme por su culpa!"

Libro, Estrella, Magia, Magic

Me interesaba mucho conocer la relación con los pajes reales: cómo trasladan las obligaciones y responsabilidades a sus "empleados" (por llamarles de alguna manera) en materia de protección de datos. La respuesta de Gaspar no se hizo esperar: "Esta parte ha sido auténticamente complicada precisamente porque nuestros pajes reales tienen una especial relación con nosotros: no son ni trabajadores al uso ni, como les llamáis vosotros si mal no recuerdo, autónomos. Lo que hemos previsto al final es un contrato inspirado en el artículo 12 de la LOPD. Además, se les imparte un curso formativo cuando entran a colaborar con nosotros y anualmente, más o menos en verano, se les realiza otro curso de recuerdo. Nuestros pajes manejan información muy importante y no queremos dejar ningún fleco suelto. Los traslados de las cartas de sus buzones a nosotros son escrupulosamente seguros: utilizamos un doble hechizo y así, las cartas quedan perfectamente protegidas hasta que llegan a nosotros".

Buzón De Correo, Rojo, Inglaterra


Me interesaba saber cómo actúan en relación al tema del consentimiento, algo que a las empresas les suele costar cuadrar. En esta ocasión, fue Melchor el que respondió a mis dudas: "A ver, lo del consentimiento es un poco "especial"..Nosotros no usamos formularios de contacto: los datos que nos llegan son básicamente por las cartas de los niños. Claro, la ventaja de llevar haciendo esto tanto tiempo es que cualquiera que nos escribe la carta sabe las cosas obligatorias que tiene que poner en ella: Su nombre, su dirección, si ha sido bueno o no y los regalos que le gustaría recibir. Visto esto, el resto no es relevante para nosotros, aunque cada carta es un mundo y muchos suelen pedirnos deseos para otras personas: Padres, Madres, Tíos, Abuelos, Vecinos o hasta Compañeros de clase. Esto choca con el art.13.2 del Reglamento, lo sabemos, pero creemos que la buena intención de las cartas puede compensarlo. Sólo usamos esa información para hacer felices y repartir ilusión, lo que es una finalidad clara del tratamiento que realizamos. No es necesario un formulario ni profundizar más en ello; no queremos tener problemas con la AEPD, como entenderás..Apunta ahí que no cedemos datos a nadie: que los encargos y demás los hacemos nosotros mismos, por lo que a nuestros vendedores sólo les trasladamos la lista de regalos, sin que sepan para quién es cada uno". Dicho queda. ;-)

Pila De Cartas, Carta, Letra

No quería robarles mucho tiempo ya que estamos en fechas muy ocupadas para ellos, pero me quise portar un poco mal y decidí preguntarles por esos chivatazos que sabemos que les llegan sobre si los niños se portan bien o mal durante el año: su peculiar sistema de vigilancia que algunos gobiernos envidiarían, por cierto. La respuesta me dejó auténticamente impresionada: "Mira, Iuris, no te podemos dar muchos datos sobre este tema. Nosotros durante el año es verdad que recibimos chivatazos y que, incluso, podemos ver y saber el momento exacto en el que el niño se porta mal, pero no podemos precisarte demasiado sobre ello ya que no lo vas a poder entender; date cuenta que la Magia es un instrumento muy poderoso, y que nosotros "somos de los buenos". Sólo podemos decirte que nuestros oídos y ojos están muy protegidos y no pueden ser hackeados por nadie, así que estad tranquilos por esto".

Gato, Felino, Lindo, Domesticado

Les pedí para finalizar la entrevista una frase final a cada uno de ellos para los lectores de este humilde blog. Accedieron enseguida, pidiéndome que trasladara el literal de lo que dijeran. Aquí os dejo los mensajes finales:

Nota, Escribir Con, Cómic, Persona

Melchor: "Quiero pedirles a tus lectores que entiendan la necesidad de proteger los datos personales tanto suyos como de sus clientes: que tomen medidas, que se formen, que se interesen y que piensen que, si unos ancianos como nosotros estamos concienciados, ellos tienen más motivos para estarlo".

Gaspar: "Yo lo que pediría a los lectores es que dejen de vivir al margen de la ley y de la Sociedad y que tomen medidas, especialmente con los niños. Nosotros no podemos estar todo el año encima del buen uso o mal uso de los regalos que dejamos; eso es responsabilidad de los padres. Hagan el favor de implicarse y protejan a los menores: sean responsables, y si no pueden comprometerse a esto, que no nos pidan determinados regalos".

Baltasar: "Comparto 100% lo que han puesto mis colegas, por lo que lo único que quiero añadir es lo siguiente: Se puede recibir carbón por no portarse bien, como saben todos, pero lo de "portarse bien" también incluye cumplir con las normativas. No sólo pueden recibir una multa, también carbón para el año que viene, avisados están".
 

Castor, Animales, Ambiente, OndulaciónY hasta aquí llegó mi privilegiada charla sobre protección de datos con los Reyes Magos de Oriente. Espero que la hayáis encontrado interesante y sirva para concienciarnos un poco más sobre la importancia de nuestros datos personales. Un saludo a todos y FELIZ AÑO 2016! (qué mejor manera de empezarlo que con esta "visita mágica").