lunes, 30 de noviembre de 2015

Entre búnkeres y armas inofensivas: Uniendo Berlín y Cybercamp.


Hola a tod@s.

Tras una semana de escapada por la increíble ciudad de Berlín, retomo el blog esta semana con la intención de hacerte reflexionar. Para ello, voy a mezclar en la entrada 2 cosas que, aunque son muy diferentes, tienen puntos en común (uno de ellos, mi gran disfrute personal en ambas experiencias): mi viaje a Berlín y las ponencias a las que pude acudir Cybercamp 2015 (el viaje no me permitó acudir a todas las que me hubiera gustado). ;-(

Voy a empezar con el viaje a Berlín. Quiero contarte algunas cosas interesantes de una de las visitas que hice. Dado que ya conocíamos la ciudad, quisimos hacer algo un poco especial y nos apuntamos a una excursión que mostraba los búnkeres de Berlín. Si tienes la oportunidad de ir, te lo recomiendo encarecidamente; te dejo aquí la web por si quieres echarle un vistazo. Te voy a contar algunas cosas interesantes de la visita (procuraré no destriparla por si alguien tras esto se anima a realizarla; además, no pude hacer fotos porque no está permitido, cosa más que comprensible y que te explicarán si te animas a hacer la visita) que me servirán para enlazar después con las ponencias que disfruté como una enana en el CyberCamp. Allá voy:

Lo primero que quiero decirte es que no me imaginaba que algún día pudiera visitar un búnker y conocer cómo estaba planeado. Meterse bajo tierra impresiona y más imaginando que ese lugar tan lúgubre y oscuro pudo haber sido el hogar de algunas personas que lucharían por salvar su vida ante una hipotética guerra entre las potencias que dominaban el mundo no hace tanto: la URSS y USA. Prácticamente tenían pensado todo: en la visita puedes ver una sala de camastros tipo hostel para dormir y una pequeña cocina. para unas 2500 personas. Sí: he dicho "pequeña cocina". Obviamente, la idea era dar cobijo a esta gente bajo una dinámica clara: turnos para todo. Turnos para cocinar, turnos para dormir, turnos para ir al baño.. Ponte en la situación: tienes una guerra encima de la cabeza y estás refugiado bajo tierra con lo necesario, probablemente con mucha gente a la que no conoces (ya que los búnkeres se abrirían y tendrías unos escasos segundos para tomar la decisión de entrar o no; no había plazas para todos los habitantes) y tienes que obedecer unas reglas que limitan tu libertad para poder sobrevivir sobre las mínimas condiciones que necesita un ser humano: Comida, sueño y necesidades básicas. Por lo que nos contó el guía, los turnos para hacer todo eso dependerían del color del chándal que te tocara al entrar (la idea era que al entrar te deshicieras de tu ropa, te ducharas y vistieras del color que te tocara). Ojo: 2500 personas en total, 1250 con chándal rojo y 1250 con chándal amarillo. La dinámica sería la que te contaba: turnos para todo. Párate a pensarlo, métete en la situación: tu vida en el búnker transcurriría haciendo cola para cubrir tus necesidades vitales, lo cual evitaría que te plantearas un futuro más lejano que el que tienes delante. Es decir: pasas a ser un ser humano que vive el presente porque el futuro no sabe si va a llegar a verlo (te recuerdo que estamos bajo una guerra). Es como si te transformaras en un ratoncito dando vueltas en la ruedita que te ha puesto tu amo.

Hámster, Enjaulado, Mascota, Roedor 

Otra de las cosas curiosas que nos contaron en la visita es que todo estaba pensado y repensado para evitar autoagresiones y agresiones a otros (te recuerdo que estás en una situación límite en la que estás luchando por sobrevivir ante una guerra; es como un Gran Hermano a la desesperada). Me explico: en el baño que nos mostró el guía, la ducha era de cortinilla y la cuerda de la ducha era muy corta para evitar ahorcamientos. Igualmente, el espejo no era de cristal, era como una especie de plancha de metal para evitar la tentación de usar el cristal para otros fines. Claro, como bien nos dijo el guía, la mayor imaginación que tiene el ser humano es la que usa para crear armas: casi cualquier cosa puede ser utilizada como un arma. Un tenedor, una cuerda de una cortina,una sábana.. ¿A que se te ocurren métodos de hacer daño usando estas cosas tan inofensivas?

Pistola, Revólver, Arma, Peligro


Ahora salgamos de Berlín y vamos al CyberCamp..

Enlace permanente de imagen incrustada 

Urko Fernández (síguele en twitter aquí) dio una ponencia excepcional sobre Privacidad y RRSS en la que nos contaba cómo Facebook, Google y demás son las compañías que más dinero ganan en Internet sin que vendan nada. Piénsalo: usas Facebook, usas Twitter y usas Google sin pagar nada: ¿Dónde está el negocio? Efectivamente, el negocio eres tú. Tú y tus datos personales..y las empresas que pagan a dichas entidades para hacer una publicidad mucho más efectiva gracias a que conocen tus intereses y gustos (porque le has dado a Me gusta en la foto del nuevo Smartphone de turno, por ejemplo). Reconócelo: tus búsquedas, tus RT, tus Me Gusta.. dan mucha más información que la que te gustaría dar, o quizás no lo hayas pensado. Tal y como nos contó Urko, el sistema es tan sencillo que con un simple clic compartes muchos datos sobre tu vida o sobre la vida de los demás (un Me gusta en una foto de un amigo puede ser la puerta de entrada a que un tercero pueda consultar el perfil de nuestro amigo y obtener información sobre él); subir una foto a las RRSS es mucho más sencillo que sacar punta a un lapicero. Y esa es la trampa. Me compro unas nuevas zapatillas y las subo a las RRSS. Me voy una noche de farra jurídica y subo algunas fotos buscando "reconocimiento social". No pienso en que pierdo el control de esas fotos y que quizás a mi posible futuro empleador no le hagan mucha gracia. Vives el presente subiendo fotos sin pensar en las consecuencias futuras. ¿Te suena esto que acabo de poner? Vivimos el presente sin pensar en el futuro, en las consecuencias de lo que hacemos a día de hoy. No estás en una situación extrema pero tu pensamiento no es tan diferente del que tendrías viviendo en un búnker. ¿Te das cuenta?

Fue un auténtico placer acudir a la charla y ver el trabajazo que realiza Urko con Pantallas Amigas. Nos mostró algunas animaciones que han creado y son realmente útiles e interesantes.

La otra ponencia a la que tuve el gustazo de asistir con mi gran amigo @elcurrantesocial . 
La ponencia la impartió Maria Angustias Salmerón Ruiz, (aquí su twitter) una TIC- pediatra que nos dio el punto de vista médico del mal uso de las RRSS y de Internet, especialmente en lo referido al acoso y al Ciberacoso. En ella nos contó su experiencia como pediatra: cómo se dio cuenta de que algunos dolores o malestares de los menores que trataba tenían un origen diferente derivado del mal uso de las NNTT. Trastornos de sueño, ansiedades, depresiones de menores que en algunos casos tienen relación con episodios de ciberbullying, grooming o de acostarse demasiado tarde por estar con los dispositivos conectados. El mal uso de una cosa tan inofensiva como Internet puede ser realmente hiriente, nos inventamos modos de hacer daño con las cosas más banales. ¿A que esto también te suena? ;-)

Tanto El Currante como yo tuvimos el placer de charlar un ratillo con ella tras su ponencia y os puedo decir que es encantadora. Nos dio mucha info útil sobre algo que tenemos entre manos ;-)
En definitiva: Internet y las RRSS no son un búker pero nos comportamos a veces como si lo fuera, pudiendo utilizar las cosas más inofensivas como armas que pueden herir o hacer daño a personas. Ayer mi twitt-colegui  @unedianosincausa (a quien también recomiendo seguir, aunque sólo si sois valientes :-P) me pegaba una noticia en mi TL  que muestra perfectamente el daño que podemos hacer haciendo el peor uso de Internet. Aquí te dejo la noticia, te invito a leerla y continuar con la reflexión que te pedía al principio: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-11-29/kafka-siglo-xxi-terrible-historia-strater-desvela-epoca-amenaza_1107795/ 

Y ahora que has llegado hasta aquí, te pido una última cosa: Se acercan las Navidades y estarás pensando en qué regalar a tu peque o a tu sobri. Tras leer este post, no quiero que pienses que regalarle un dispositivo es lo peor que puedes hacer, lo que te pido es que pienses en cómo hacerlo, si finalmente te decides. Tu papel no debe quedarse en regalarle el chismecito; debes acompañarle y enseñarle cómo usarlo bien. De tí depende que lo utilice como un arma y pueda lastimarse o ser lastimado o que convierta el dispositivo en su propio búnker.

Túnel, Edificio, Arquitectura, Búnker
¿Utilizas Internet como si fuera un búnker?



Y hasta aquí llega el post de hoy; espero que te haya gustado y que te deje un poco rayado. No es aposta, es que a veces me sale el lado darkside. ;-) Te dejo una preciosa foto de Berlín para compensar.. XDDD

Enlace permanente de imagen incrustada

Hasta la próxima.