martes, 10 de noviembre de 2015

Un día en la vida de Jorge: el cuento de las migas de pan (versión 2015).

Hola a tod@s!

Esta semana quiero hacer un post ilustrativo de cómo todos los días cada uno de nosotros versionamos aquel cuento que hablaba de un personaje que dejaba migas de pan por el camino que recorría para poder seguirlo después y volver a casa (no recuerdo si el cuento era Hansel y Grettel o Pulgarcito... será la edad). Mi peculiar versión 2015 de este cuento la va a protagonizar Jorge, un empleado de una inmobiliaria que vive en una gran ciudad y comparte su vida con Miguel, con quien tiene 2 preciosas niñas. Jorge es un joven de su tiempo: vive conectado a Internet y es usuario de redes sociales y múltiples aplicaciones (tanto desde el móvil como desde su tablet y, a veces también desde el pc). Vamos a ver cómo transcurre un día normal en la vida de Jorge.

7;30 am. Suena la alarma del móvil. Jorge se despereza poco a poco. Como tenía problemas de insomnio, decidió instalarse una app en el móvil que le ayuda a dormir y que, para ello, emite un sonido de lluvia que le relaja. La conecta todos los días y gracias a ella, se despierta de mejor humor cada mañana. Jorge se levanta y se mete en la ducha. Media hora después está listo para desayunar.

8:00 am. Miguel ha decidido tener un detalle bonito con Jorge y le ha preparado un megadesayuno con crepes, zumo y café. Jorge no se resiste a subir una foto a sus RRSS con el detalle. Y 10 segundos después, la foto está subida a la red y empiezan los comentarios.

Descanso, Desayuno, Corporativa, Copa 

8:30 am. Tras vestirse, Jorge se dispone a coger el metro para ir a trabajar, pero antes recuerda que tiene que comprarse el abono que le ha caducado hace unos días. Se acerca a la máquina, mete la tarjeta del abono y paga con su tarjeta de crédito. Baja al andén y ve que hay un retraso en las frecuencias por lo que seguramente llegue tarde a trabajar. Decide enviar un whatsapp a su jefe avisándole de la situación. Tras ello, decide comentar en sus RRSS  también lo sucedido. 

Estación, Metro, Tren, De Viaje


9:30 am Por fin llega Jorge al trabajo. Nada más entrar, ficha con la tarjeta en la máquina de la puerta. Y empieza su jornada. 
Enciende el pc y se conecta a la web de música en streaming en la que se hizo cuenta unos meses atrás. Consulta su email para ver si tiene alguna cita programada y se lanza a la búsqueda de pisos de particulares para ver si puede "captar" alguno para su negocio. Durante la mañana recibe algunas visitas y hace algunas llamadas a los proveedores. Además, toca llamar a la compañía telefónica porque tienen una pequeña avería en la conexión. Aprovecha el rato sin internet en la ofi para apuntarse, mediante su móvil, a un curso de inglés que le ha llegado al mail y llama al centro de salud para concertar cita para vacunarse, como todos los años, contra la gripe. Menos mal que le ha saltado el aviso del móvil que programó hace 2 años; si no, no se hubiera acordado.

Jeringa, Aguja, Inyección, Tiro

2:30 pm Hora de comer. Sale de la oficina y llama a Miguel. Quedan en el bar de la calle paralela a la oficina. Una vez allí, pide el menú del día y queda encantado, como siempre. Se conecta a su usuario en una web en la que te dan descuentos por opinar de los restaurantes que se anuncian en dicha web y les pone por las nubes. A las 16:00 pm toca volver al trabajo pero aprovecha antes para pasar por el banco y sacar algo de dinero.

Pulgar, Alta, Pulgar Hacia Arriba, Dedo

7:00 pm. Hora de salir de trabajar. Llama a Miguel para avisarle de que va a pasarse por el súper a comprar algo para la cena. Esta vez se va en el bus. Mientras va en el bus, busca vuelos para las vacaciones y saca alguna foto por la ventana. Han puesto las luces de Navidad y no desaprovecha la ocasión de compartirlo en sus RRSS. Cuando llega al súper, abre la lista que elaboró en la app del móvil que instaló para no olvidarse de nada y coge un carrito. Al terminar, es hora de volver a casa.

Ubicación, Destino, Sombra, Pasador

8:30 pm. Llegada a casa. En lo que hace la cena, aprovecha para ayudar a las peques con los deberes. Tras la cena, juegan un rato online con el ordenador y les acuesta. 
Juegos De Computadora, 90, Blanco, Verde

10:30 pm. Toca rato de relax. Tras una charla con Miguel en lo que se cuentan mutuamente su día, enciende su libro electrónico para descargarse algo de lectura para los siguientes viajes en el metro. 


12:00 am. A la cama. Conecta la app para dormir, pone la alarma y se queda plácidamente dormido. Desea buenas noches a seguidores y amigos en las RRSS.

Animal, Perro, Cachorro, Linda, Mascota 


Y así es un día en la vida de Jorge. Si le cambiamos el nombre, puede ser casi un día en la vida de cualquiera. Vamos a analizar todas las miguitas que ha podido dejar durante este día:

1) La aplicación de alarma y música para dormir sabe a la hora a la que se levanta y a la que se acuesta. Y sabe también que tiene algunos problemas de sueño (que para eso la descargó, claro).

2) En sus RRSS ha compartido información de su día: desde la foto del desayuno, hasta los problemas con el transporte para llegar a su casa, las conversaciones con su jefe, con su chico, las fotos que ha hecho de la decoración navideña, ha informado de cuándo finaliza su día..En el mail ha dejado claro, además, que le interesa formarse en inglés.

3) Las llamadas podrían revelar que es proclive a coger gripe o bien, que le ha recomendado su médico vacunarse para evitarlo. Por cierto, que la app "reminder" del móvil también es depositaria de esta información, aunque incompleta, claro, porque no sabemos el motivo de que se vacune anualmente.

4) Tanto en el metro como en el bus y seguramente en el súper, su imagen probablemente ha quedado registrada en las cámaras de seguridad y su acceso ha sido "ticado" con su abono transportes. Además, al comprar el abono, el banco también sabrá que usó la tarjeta con este fin (como cuando paró a sacar dinero del cajero tras la comida), por lo que todas estas entidades pueden hacer un mapa de sus movimientos diarios. En el trabajo, el ticado lo hizo con la tarjeta de fichar, así que tanto la empresa instaladora como la de mantenimiento, además de su propia empresa, sabrán que ha llegado tarde. Sobre la comida, lo mismo: la opinión que dejó en la web, la tarjeta del banco con la que pagó..

5) En la app para la lista de la compra tiene apuntados algunos de los productos que consumen en su casa, por lo que podrían saberse algunos de sus hábitos de consumo (suyos y de su familia).

6) En el pc de casa dejó su rastro tanto en el equipo, como en la web de juegos online.

7) Finalmente, las búsquedas de libros electrónicos para la lectura en el metro también dejan "miguitas" sobre sus gustos literarios.

Ahora párate a pensar en todas las miguitas que ha ido dejando Jorge en sólo un día e imagínate toda esta información multiplicada por 10000000000000000000000000000. Simplemente en un día, generamos tanta información, así sin darnos cuenta, que en las manos equivocadas puede hacer que alguien con quien ni siquiera hayamos cruzado palabra, pueda conocer muchísimos datos de nosotros: 

- dónde hemos estado durante el día.
- problemas de salud.
- hábitos de consumo.
- gustos y aficiones.
- dónde y en qué nos gastamos el dinero.
- hora a la que nos acostamos y a la que nos levantamos. 


Lo malo de estas miguitas que dejamos es que no hay pájaro que se las coma y hagan que desaparezcan. No: la información permanece y debemos ser conscientes de ello y de las posibles repercusiones que esto puede tener en nuestra privacidad. Te invito desde este humilde blog a reflexionar sobre todo esto y a que mañana, cuando te levantes, te imagines las miguitas que vas dejando durante el día: ¿crees que das más info de la que te gustaría?. Las migas de pan de este cuento no son para volver a casa, son para llegar a ti: a lo que eres, a lo que haces, a lo que te gusta y a los lugares a los que vas. 

Otoño, Bosque, Hojas, Naturaleza


Y hasta aquí llega el post de hoy, espero que te haya gustado y te haga comerte la cabeza un ratito. La privacidad es cosa de todos, y es importante. De eso va este blog. ;-)


Pensativo, Pensar, Pensamiento

Un saludo y hasta la próxima!






¿Te ha gustado? Te pido dos favorcitos:
 Házmelo saber en twitter que me hará ilusión y vota en la encuesta que hay a la derecha (es una preguntita nada más) ;-)