viernes, 13 de noviembre de 2015

¿Ha muerto la Privacidad?


Hola a tod@s!

En este post voy a responder a una pregunta que se ha planteado en un curso online que estoy haciendo (ultrainteresante, por cierto) y, de paso, cumplo la tarea encomendada por la profe. Es posible que en las próximas semanas veais alguna entrada relacionada con el curso, ya os lo aviso. He pensado que no estaría mal utilizar mi blog como cuaderno y que sea una herramienta "autoformativa"para mí y, de paso, para los que pasáis por aquí a pasar un ratito conmigo. Así que ten en cuenta cuando leas esto que igual coincides con otros ojos por aquí que tienen que evaluarme ;-).

Por si os interesa, aquí os dejo el link de la Fundación Vía Libre, que es como se llama la entidad. Como veréis, tienen proyectos e iniciativas muy interesantes relacionadas con el Free Software y los derechos de los ciudadanos. Es el segundo curso que hago con ellos y no puedo estar más contenta, así que os recomiendo seguir sus pasos y participar en las acciones formativas que hacen (que suelen ser gratis y online, por lo que son muy muy cómodas de realizar).

Y tras explicar un poco el por qué de este post y posiblemente de otros futuros, voy a proceder a hacer los deberes. Volvamos al título del post... ;-)



¿HA MUERTO LA PRIVACIDAD?

Lápida Mortuoria, Cementerio, Tumba

La pregunta no es sencilla de contestar, desde luego. Cuando algún amigo me pregunta que si, trabajando en lo que trabajo y viendo lo que veo todos los días, sigo creyendo en la privacidad, siempre respondo que, aunque no se lo crea, SÍ, CREO EN LA PRIVACIDAD Y MUCHO MÁS QUE ANTES. Y no siempre es sencillo de explicar. Bajo mi punto de vista la privacidad no ha muerto, pero han cambiado las reglas del juego. No podemos permitir que muera la privacidad, o que nos la quiten, porque es una parte básica para nuestra democracia y nuestras libertades. Hay que reivindicarla y para ello, hay que saber lo que es, como siempre he intentado defender desde este humilde blog. Supongo que cuando inventaron los coches algunos "visionarios" pensaron que era el final de los desplazamientos en tren, y no ha sido así: la gente tuvo que aprender a conducir pero el tren no ha desaparecido, actualmente ambos medios de transporte coexisten. Es un ejemplo un poco extraño (ya sé que no todo el mundo conduce pero creo que podemos decir que casi todo el mundo ha montado alguna vez en un coche, al igual que casi todo el mundo ha usado alguna vez el pc para ver alguna web), pero lo que me interesa es que la idea del fondo quede clara: para conducir hay que aprender, para preservar nuestra privacidad, también (de hecho, para defender nuestros derechos también hay que aprenderlos). El concepto de "privacidad" que nos ha valido hasta ahora estaba relacionado íntimamente con el mundo físico (privada es mi casa y lo que pasaba dentro de ella, estaba "protegido"; tenía esa categoría de privacidad que no tenía la calle). El gran profesor Ricard Martínez lo explicó de forma excelente (y sencilla) en un curso que impartió en la UNED, poniendo el ejemplo de algo que casi todos hemos vivido en nuestra adolescencia: ese momento en que una vecina "se chiva" a nuestra madre de que nos ha visto fumando. ¿Pensábamos que aquello era una invasión de nuestra privacidad? Obviamente no: lo estábamos haciendo en la calle y entendíamos que no se estaba vulnerando nuestra privacidad precisamente porque no estábamos en un espacio físico cerrado. Pues bien, en parte a esto me refiero con que cambian las reglas del juego, creo que no hay mejor forma de explicarlo (que me perdone el profesor por "apropiarme" del ejemplo que puso en aquella ponencia y traerlo a este humilde blog).

Escudo, Garaje, Puerta De Garaje, Meta

Algo parecido a esto expresa la profesora en el curso: Compartimos muchísima información con nuestros amigos (igual que hacíamos antes de que llegaran las RRSS), pero es que ahora mucha de esa información se comparte también en las redes sociales y adquiere una "relevancia pública" de la que antes carecía. Al final el ser humano es un ser social que necesita relacionarse, por lo que un contexto de 100% de privacidad es poco menos que inviable. De esto hablaba hace poco en este mismo blog, mediante una especie de carta escrita a mi abuela, cómo han cambiado las cosas en relación a la sociedad que ella conoció. Aquí podéis ver lo que le contaba. ;-)


Primer Plano, La Comunicación, SordoMegáfono, Anuncio, Información, Barker
 Demasiadas orejas en las  Redes sociales

En definitiva, no creo que la privacidad esté muerta; creo que han cambiado las reglas del juego, habrá que buscarle su lugar y tenemos que "aprender" a gestionarla, a decidir sobre ella, a protegerla y a reclamar nuestro derecho a tenerla.

Instrucciones, Manual Del Usuario


La segunda parte del ejercicio pide que hablemos de alguna situación que pudiera vulnerar la privacidad como derecho humano. Dado que no quisiera extenderme demasiado en este post, voy a pedirle a la profesora (y a ti, si quieres ver cuál he elegido), que se remita a este post en el que hablé hace no mucho del #Safeharbourazo. Creo que es el caso más actual y mediático de "posible" vulneración de privacidad. Casi siempre pensamos en vulneraciones de privacidad realizadas por empresas pero.. ¿qué pasa cuando la injerencia en nuestra privacidad la realiza el Estado? ¿Y cuándo la realiza otro Estado?


Falso, Peor, Escudo, Nota, Calle Signo 


Y hasta aquí llega este post de viernes 13: espero que os haya gustado y os haya resultado interesante. Nos vemos en la siguiente parada; mil millones de GRACIAS por pasarte a compartir este ratito por aquí.


¿Te ha gustado? Te pido dos favorcitos:
 Házmelo saber en twitter que me hará ilusión y vota en la encuesta que hay a la derecha (es una preguntita nada más) ;-)